28 feb. 2014

La novena.


Mis pies por fin tocan el suelo, algo que no es ni moqueta ni mármol, y la verdad es que se agradece. Poder notar como la tierra cruje bajo mis pies, como se esconden entre los brotes verdes, es algo fantástico. Pero no había pensado en que los zapatos se me ensuciarán. Da igual. Salgo corriendo, mientras agito los brazos y suelto pequeños gritos al aire,el mismo que me acaricia y se lleva mi pelo.
Me siento totalmente libre, no necesito nada. Estoy sola. Sí, pero soy yo, algún día en estas tierras u otras encontrare a mi príncipe, o lo que sea que vaya a plantarse frente a mi. Dentro de mi no hay nada más que paz y fuerza para continuar con lo que se me ponga por delante. Estoy eufórica.
- Eh, ¡tu! Estate quieta.- dice uno de los einherjars.
-Me da igual lo que me digas, seguiré haciendo lo que me venga en gana.- canturreo mientras empiezo a dar saltitos.
- Lyss, ven aquí, anda.- me dice Cohl.
- Prrrrr...- estoy cansada de no poder sentirme yo misma, y aquí lo hago al completo.
Voy hacia donde se encuentran y veo como una pequeña luz se acerca.
- Mirad.
Los guerreros cogen sus armas y las desenvainan. Las valkyrias, al igual que ellos, hacen que de sus bue aparezcan sus flechas y el arco. Están todos a la defensiva menos yo, se que no ocurrirá nada, no se como... Simplemente lo se. Aparto a todos, y paso frente a ellos. Ante nosotros aparece un chico, joven, de no más de dieciocho años. Lleva una larga, rizada  y rubia melena hasta los hombros, parece un ángel, delicado. Va vestido con unos tejanos oscuros, estrechos, que le atrapan las largas piernas, con una camiseta de manga corta y una camisa a cuadros, conjuntada perfectamente con los colores de la otra ropa. Vaya ropas... Suerte que ya nos habían advertido sobre ellas.
- No haré nada, estad tranquilos.- dice el muchacho en un tono neutro.- Vengo a daros la bienvenida, sois los elegidos de los dioses para ayudarnos en nuestra lucha aquí, ¿no?
Amish se acerca a él aún con las flechas y el arco en las manos. Esta seria, como siempre, tiene una postura desafiante. Tiene la espalda completamente  recta y saca pecho, el poco que Freyja le ha dado.
- Sí, ¿Qué te crees que bajamos por gusto?
- Deja al crio tranquilo, que solo ha venido a buscarnos, además, sí, yo lo hago por gusto.- le digo guiñándole el ojo al rubio.
- Gracias, mi nombre es Stephen Holl.

Esta es la novena entrada sobre Lyss y sus hermanas.

27 feb. 2014

Octava entrada de Lyss

Las cientos de estrellas que antes adornaban el cielo ya no están, han desaparecido sin dejar rastro, la Luna tampoco esta presente ante nuestra inminente llegada. Los rayos chocan contra el suelo, levantando parte de la arena y de la hierba que hay. Una inmensa llanura, verde, iluminada por los flashes de luz, se extiende bajo nosotros  aunque no es lo único, también se puede divisar una espesa neblina que se come el terreno y no deja ver más de dos metros más allá de donde estamos.
Ahora, los enviados de Thor cambian de color, pasan de blanco a azul celeste, centelleantes y llenos de fuerza. Apenas nos queda tiempo para llegar así que cojo la mano de Clare y la apreto fuerte.
Esta vez le ha vuelto a tocar bajar a Amish, a ella se le da mejor volar, con esas alas de murciélago que tiene, solo le falta beber sangre para convertirse en uno de ellos. Mandona como siempre, dice:
- En menos de cinco minutos, llegaremos a tierra firme. Así que estad atentos a todo aquello que nos rodee.- hace una breve pausa y continua- Lyss, como a ti te cuesta un poco aterrizar, a causa de tu... mmm... Soledad, ves con cuidado, no podemos retrasarnos.
- Tu si que eres una retrasada, chupa sangres. Sigue así y serás la nueva manca del Valhalla, podrás ir a conjunto con Odín, el tuerto y la manca.- digo con mala leche, aunque al pronunciar el nombre del Alfather le pongo un cariño especial, para que no tenga muy en cuenta el grosero comentario que acabo de hacer.
Echa un soplido al aire, dando a entender que no responderá a mi ataque. Se pone al frente de todos y empieza a descender, poco a poco, como si fuera un suave pluma.
Miro hacia atrás, y veo a mis hermanas, todas ellas baten sus alas, desplegadas, hermosas como las de un colibrí. No hay nada más elegante que ellas. Algo punza mi corazón y atraviesa mi alma, después de tanto tiempo esperando en el reino, esperando a que algún guerrero se me encomendara y aún sigo sin. La urraca tiene razón, estoy más sola que la una. Una pequeña lágrima se me escapa. Es el destino, las nornas lo han querido así, y si estoy aquí también es por que ellas lo han mandado. Debo agradecerselo. 

Mis pies por fin tocan el suelo, algo que no es ni moqueta ni mármol, y la verdad es que se agradece. Poder notar como la tierra cruje bajo mis pies, como se esconden entre los brotes verdes. 



Esto es lo que de momento quiero que leáis, espero que os guste, en un ratito tal vez tengamos la novena entrada, o eso quiero...

En un ratito...


En un ratito tendremos por aquí lo que será la octava entrada sobre la historia de Lyss, ya se que estos días me estoy centrando en ella más que en otra cosa pero no puedo evitarlo. Siempre necesito más de ella y de lo que nos pueda ir contando, es realmente adictivo.
Espero que os guste.

¿En vias de extincion?


En esta viñeta podemos ver como uno de los dos dice que los libros están en peligro de extinción, pero realmente no creo que sea asi.  Hay mucha gente que ahora tiene ebooks, ipads, tablets y demás, para poder leer, pero aún queda otro grupo que adora poder leer libros en formato físico, como es mi caso. Adoro el olor a libro nuevo, el poder notar la suavidad de las páginas bajo mis dedos, para mi es impresionante lo que uno es capaz de hacernos sentir. 
Así que por mi parte...¡Comprad libros y haced que los árboles vean que realmente ha valido la pena!

Humanidad

HUMANIDAD - Aún en los más desesperantes momentos
En muchas ocasiones, como en las de las imagenes anteriores,  la gran mayoría de la gente entra en un estado de pánico, del cual nadie puede sacarlos, luego hay otro grupo de personas, aquellas que son valientes, y que aún estando en esas situaciones sacan fuerzas de donde nadie las tienes para mostrar algo de comprensión, cariño y humanidad.

Café, croisants y El Libro de la Alquimista.



Hace ya rato que debería haber colgado esta entrada, pero por diversos ''problemas técnicos'' no  he podído hacerlo hasta ahora. Así que...Café, croisants y El Libro de la Alquimista.
Espero que estéis pasando una muy buena mañana, y a punto de entrar en la tarde.

¡Buenos dias!


Ya estoy por aquí de buena mañana. Anoche, antes de irme a dormir estuve escuchando, de nuevo, la entrevista que les hicieron en RNE a Lena Valenti y a Valen Bailon. Cuando iba escuchando todo lo que decian era como si una oleada de pureza, fuerza, energia... Me envolviera. Tengo más ganas que nunca de seguir la historia de Lyss, así que esta tarde tendréis novedades.
¡Buenos días a todos!

26 feb. 2014

Lena Valenti, Valen Bailon y la Editorial Vanir en RNE.

Os dejo la entrevista que nos hicieron en RNE. Estuvimos en Club Dante (junto a David Martí y Chema) en un especial de "alianzas de éxito" dentro del mundo editorial. Hablamos de todo: de la romántica, del panorama editorial nacional, de las acciones editoriales para vender, de lo erótico, de mis sagas, de Panteras... De todo un poco. Y yo, que me enrollo más que una persiana, me lo pasé francamente bien. Espero que la disfrutéis. Las preguntas son en catalán, pero tanto Valen Bailon como yo contestamos en castellano, para la gente de fuera de Catalunya y de España también, que sois muchos. besotes! ‪#‎SoyPantera‬
http://www.rtve.es/alacarta/audios/programa/club-dante-aliances-dexit-entre-escriptors-editors-amb-lena-valenti-valen-bailon/2406694/

VANIR NEWS: Ya tenéis aquí la entrevista que nos hicieron a Lena Valenti y a mi en RNE, Radio 4, en el programa " Alianzas de éxito en el mundo editorial" empieza con una entrevista a Lena Valenti y luego empezamos a hablar de todo lo que nos ha sucedido en estos cuatro años, con muchas sorpresas y noticias inéditas... Espero que os guste...

http://www.rtve.es/alacarta/audios/club-dante/club-dante-aliances-dexit-entre-escriptors-editors-amb-lena-valenti-valen-bailon/2406694/

DEP Paco de Lucia.

HOY ES UN DÍA TRISTE PARA ESTE PAÍS. HOY HA FALLECIDO UN GRANDE. MI MÁS SENTIDO PÉSAME PARA LA FAMILIA.
-Leo Jimenez-.

Aunque alejado de los estilos musicales que predicamos en nuestra web, no podemos mantenernos ajenos al fallecimiento de Paco de Lucía a sus 66 años. Un grande del flamenco que ha influido a innumerables guitarristas. Yngwie Malmsteen, Steve Vai o Tony MacAlpine, son solo algunos ejemplos de seguidores de este revolucionario de la guitarra. Descanse en paz.- The metal circus

Desde el blog también queremos despedir a Paco de Lucia, ¿verdad? Todo nuestro cariño a la familia.

Noche, por Gonzalo Suárez.

NOCHE

Te pierdes primavera
con tantas noches largas
no he dormido....

Ha sido constante y veraz,
esa tu crueldad,
mejor hubieras mentido.

He salido a apagar las luces
buscando ver la noche
con que tanto tiempo has atormentado,

Has estado perdida en medio
de la oscuridad
la que buscaste desparramar.

¿Adonde vas en este momento?
¿No basta ya el horror
que has causado?

Grita que no lo hagan,
a lo mejor ecuación
se le quema el pan.

Equivocado estuve al seguir tu consejo,
no quiero saber más,
arrástrate fuera de mi camino.

Gonzalo Suárez
 

Acéptame, por Gabriela Alvarez

Acéptame como soy
Loca, apasionada, eternamente soñadora
Con más defectos en mi pesar que virtudes
Totalmente imperfecta pero franca y frontal

Acéptame como soy
Jamás intentes cambiarme, será en vano
Ama mi ser auténticamente imperfecto
Mi naturalidad es lo que me hace única

Acéptame como soy                                  
Yo misma, sin mascaras conformistas
Viviendo en mi armoniosa locura
Impulsiva, a veces incomprensible

Acéptame como soy
No quieras arrastrarme a tu realidad
Déjame seguir creyendo en mis sueños
Y seguir siendo presa de mi autenticidad

Gabriela Alvarez

Mi conciencia... Marco Tulio Ciceron

Cada día, por Cata.

Te quiero
Es innegable
Es inocultable
Impredecible…
Apareciste de la nada… y abrí mi mundo a tu posibilidad...
Me diste una sonrisa, una palabra, un beso una ilusión…
Y te quiero… con la fuerza que se quiere lo que se desea…
Pero sufro… por q tu cariño es tan extraño de sentir
Por q nadie entiende lo q sientes… a veces pienso q ni siquiera lo entiendes tu
Cada momento en el q pienso en tu posibilidad, se aumenta la penumbra y la oscuridad trata de opacar la luz que destellas al querer iluminar mi vida
Cada dia q hablo de ti.. el universo se compagina para mostrar tus debilidades y lo imposible q resulta tu posibilidad
Pero es tan difícil sacarte de mi mente… es tan complejo tratar de buscar un alguien mas en quien pensar
Q mi corazón solo pide quererte… y poder convertir en realidad lo que imagino cuando te vuelves un insomnio
Te quiero… te pienso, te extraño…
Aun que se q un dia todo acabara… por q no hay mal q dure cien años
Ni bien q también lo haga…
Espero, por q realmente lo espero… q un buen día seas mi posibilidad

Lena y nuestras panteras.

¡Vamos! Mis panteras, de grandes pasiones y con valores muy fijos, nunca dejan de lado a aquellas que necesiten ayuda y la merezcan. Llegó el tiempo de sacar las garras, damas. Si hacen daño a una de nosotras, nos hacen daño a todas. «Tus agravios son los nuestros. Nunca caminarás sola». #SoyPantera

La lluvia, por Gonzalo Suárez

LA LLUVIA
He de bañarte en las aguas de la primavera
las que dan vida a todas las flores
sumir tu cuerpo en ellas
y bajo la lluvia
mientras el sol se pone
crearle ilusiones.
Con los estruendos
de los truenos
llegar a tus labios,
posar en ellos
besos sabios.
Mientras cae la tarde
la lluvia continua
y aparece por el este
desdeñosa y perfumada
tu luna adorada.
La lluvia se apasiona
bajo el crepúsculo.
A la puesta del sol
descansas y observas
como la lluvia intensifica
su decisión lúbrica
de empaparte y soñarte.
Llega la noche
continua la lluvia,
bajo los enigmas inciertos
duermes y sueñas.
Gonzalo Suárez

Bella, por Diego F.Gonnzalez

Señora , usted es bella, muy bella . Pero no se vaya!!!, solo quiero explicarle el porque de la cuestión. Quizás piense que yo soy el merodeador que le sigue por todas partes, quizas algo de razón tenga, lo que si es verdad , que no soy el único culpable...Espere!!!!, deténgase!!!!, si aun no le he dicho nada. Solo lo que mis ojos han visto, solo eso ,nada mas. Tal vez la insistencia mía por completo y la tranquilidad de todo su ser esta atestiguando un futuro compromiso, pero dígame... ¿No soy buen mozo para esta moza? Solo voy a decirle que si este cometido no corresponde, iré directo a lo oscuro, no saldré, evitare cada mañana, el canto de las aves, el sol na ciente de enero, y mas aun hasta todo febrero estaría dentro de lo oscuro. Por ello y por mi, humilde soneto intranquilo, y usted culpable de toda hermosura, me daría la oportunidad de no caer en todo aquello que le acabo de expresar??
Diego,F. Gonnzalez

Camino, Rafael Echeverry C.

Camino
En el recuento incierto
de los días...
aún siento tu presencia
a medias...
fueron largas noches
de amor
no resuelto
cortos días
de amor
desesperado...
de todas las maneras
posibles
algo por los dos
intentamos...
si ahora estamos
en abismos bien
abajo
el único consuelo
rescatado
ha de ser tu honda
cicatriz
y esta larga herida
que aún sangra...
tal vez un pasaje nuevo
nos espera
así apenas lo sepamos...
esta experiencia
está vida
habrá de ser ejemplo
de quizá...
algún nuevo fracaso.
Rafael Echeverry C

Nevar, por Yolanda B.

NEVAR
No me arrepiento de nada
si fui todo, o si fui nada...que más da!!
andaré los caminos que faltan por andar
viéndome en la sonrisa de mis nietos
dejando que ellos trillen mis años
con el airecillo de sus frescas risas
En medio de mis afanes
cuando quiero que la vida me deslumbre
miro con profundidad esos ojos puros
aprieto contra mi pecho sus caricias
volverme ladrona de tiempo me apetece
raptarle al destino infinitos momentos
hacer crecer los lerdos pasos
correr con ellos tras las mariposas
derribar las siniestras tinieblas...
con dulces besos transparentes
de sus boquitas inocentes
Reconozco que sopor solo soy
me ha hecho así el universo
muchas primaveras he cosechado
es verano y la sombra no me alcanza
por ahora este cuerpo es aún candente
al madurar el transitado otoño
un manto cenizo me cubrirá
y en invierno cuando el dorado sol
no logre calentarme mas
en los caminos que me suceden
en mis nietos, en todos por nacer
para que ellos puedan felices jugar
quiero ...solamente
nevar...nevar... y nevar!!!!
Yolanda B.

Ámame y extráñame, por Soledad Mar y Cielo

Poema: Ámame y Extráñame
Soledad Mar y Cielo
Cuando me miran tus ojos negros
el deseo me sale a flor de piel,
y me siento Cual gaviota,
lista para entrar en ti,
como ella en la inmensidad del océano
entra por su manjar,
Veo el mar Esperando que rompan sus olas,
en una roca cerca,
como La luna peleando con la nube,
para mostrarse entera,
o la planta que no le importa el temporal,
abre la tierra y sale;
Así mi amor y deseo quiere arrasar con todo
Tener el placer de un éxtasis único,
Ámame y Extráñame!

¿Te das cuenta? por Adrian de los Santos Morelo


¿Te das cuenta, que la distancia es olvido?
Aúllan lobos en la soledad de tu mundo,
que en verano, tu primavera se quedo,
que intentamos amarnos, y todo fue en vano.
¿Te das cuenta, que estar enamorado es?
Soñar tú y yo, el mismo sueño...
no es terminar y empezar otra vez,
es caminar los dos el mismo camino.
¿Te das cuenta, que todo se termina?
Cuando yo decía si, tú decías no,
si yo decía hoy, tú decías mañana
te dije chao,y todo...todo se acabo.
¿Te das cuenta, somos dimensiones diferente?
Que no somos compatible en el amor,
que hay distancias, estando de frente;
¿Te das cuenta, que el amor es entre dos?
Adrian de los Santos Morelo C.
24/02/2014

Las siete entradas en una sobre la historia de Lyss.

Parece que todo va a explotar, a volverse cenizas.
Valkyrias y einherjars, enviados por el mismísimo Odín libran una gran batalla contra los elfos oscuros, y es aquí donde me encuentro, junto a ellos.
El cansancio hace meya en mi. Me muevo con agilidad, pero no tanta como al principio, hay algo que me falta.
Los enanos intentan atraparme, pero, como si bailáramos, los esquivo. A mi alrededor puedo ver árboles destrozados, agujeros en el suelo hechos por los impactos de el resto. Huele a humo, a fuego, a sangre y a miedo. Yo no lo tengo. Ahora uno salta sobre mi, se agarra a mi arco y me pasa el brazo por delante de la garganta, apenas puedo respirar.
En menos de un minuto deja de hacer fuerza, algo ha impactado en él, aun sobrepasa su pecho y araña mi espada. Puedo notar su fría sangre empapando mi ropa, tiñéndola de escarlata, también siento el escozor que producen las heridas que me acaba de hacer.
- ¡Joder!- escupo.
Detrás de mí se encuentra mi nonne, entre sus manos tiene bien agarrado su arco, y con una gran sonrisa me mira. Se divierte, le encantan estos momentos. Tiene la cara manchada de algo que parece ser sangre, pero aun así, ella, ni se inmuta. Como buena valkyria, e hija de Freyja, es hermosa. Su pelo, castaño rojizo, se recoge en una alta cola de caballo que le llega a los hombros, en el cuello lleva un pequeño collar en forma de luna.
- Gracias, ¿no?- me dice interrumpiendo el ''estudio'' visual que hago de ella.
- Gracias, mo nonne.- le digo en noruego, mi hermana, mientras le guiño un ojo.
No se como he acabado aquí, pero... ¿Es posible tener a tu enemigo frente a ti, amenazado por tu espada y no lograr matarlo?
El filo de esta está rozando su cuello. Estoy sentada sobre él, con mis piernas a cada lado de su cintura, inmovilizándolo.
Noto como respira, agotado, pero aún con ganas de más. Su pecho sube y baja rápidamente igual que lo hace el mío. Estamos ambos en una situación parecida, solo que uno de nosotros mantiene el control de esta.
- ¡Vamos, valkyria! ¡Hazlo!
Le paso la cuchilla por la garganta, acariciando la zona. Quiero degollarlo, ver como su propia sangre le impide respirar, encharcándole los pulmones.
Observo la rabia que emana de sus ojos, la ira que desprende su cuerpo. Tiene la cara manchada de negro, carbón. No es muy corpulento y voluptuoso, pero tiene fuerza. Ahora apenas se mueve, ha dejado de forcejear, como hacia al principio.
- ¿Por qué no lo haces ya?- me grita en un tono burlón.- ¿Tienes miedo, guapa?
Me paso la espada a la mano izquierda, y con la derecha le propino un buen golpe en la mandíbula que lo deja en blanco, haciendo que la herida que tiene en el labio vuelva a sangrar.
- ¡Cállate, elfo estúpido!
El mármol blanco reluce bajo mis pies, brilla por la luz que ilumina el Valhalla. Cientos de guerreros se congregan frente a sus dioses. Ante nosotros esta Thor sentado en su trono, con el gran Mjölnir. Junto a él se encuentran Odín y Freyja. El dios de los dioses, de pelo blanco y de un solo ojo, imponente, raudo y duro. Ella, sin embargo, parece delicada, suave y dulce, pero al mismo tiempo tiene el semblante de una pantera, traicionera, dura y vengativa. Es preciosa.
- Es vuestra hora, alguno de vosotros deberéis bajar. Una gran batalla se librará en el campo donde la luna dibuje su rostro. Allí os encontraréis dificultades, entre ellas los elfos oscuros. Será a ellos a quien deberéis exterminar.- Odín, con su poderosa voz hace una pausa, dejando que el aire entre en sus pulmones. Aún siendo un dios, necesita hacerlo.- No solo descenderán einherjars, sino que sus respectivas parejas lo harán con ellos. Allí abajo os podéis encontrar con muchas cosas, peligros que cuestionaran lo que hagáis y en la forma en la que actuaréis, pero, aun así, no os separéis. La unidad y la confianza en vosotros mismos hará que lo consigáis todo.
Nadie dice nada, todos estamos atentos a lo que explica y a los consejos que nos da.
De repente, el silencio sepulcral desaparece a manos de Freyja.
- Oh, ¡qué bonito! A sido tan esperanzador y tierno…- dice en un tono sarcástico, mientras aplaude. Sonríe y prosigue:- Hacedle caso al tuerto. Acabad con todos aquellos que son capaces de crear el mal. Arrolladlos, descuartizadlos y cuando acabéis, sentíos orgullosos, reíros frente a ellos, porque aún sin ganar, saldréis victoriosos por el mero hecho de haber tenido las suficientes agallas como para enfrentaros a toda esa escoria.
Sus hijas, las valkyrias, lanzamos pequeños gritos y ronroneos, aprobando lo que dice. Ellos, al percibir nuestra alegría y orgullo, gritan:
- ¡Gunnr!
-Descenderán la gran mayoría de los que tengan pareja, no podemos arriesgarnos a quedarnos sin refuerzos.- Thor por fin habló.- Como bien han explicado, vuestro deber es ese. No hay más. Luchad, y salid con vida de allí. Podría decir que el destino os traerá hasta aquí, pero eso solo las nornas podrán dictarlo.
Hizo una pausa, dejando que el resto pensáramos en ello, y siguió con su discurso:
- Preparaos, vuestra llegada al Midgard será junto a la próxima tormenta.
Tormentas, perfectas en todas sus formas, sobre todo para nosotras, ''hijas'' de Thor.
- Ahora, que cada uno se marche a sus aposentos. Allí, los que debáis bajar, encontraréis algo que lo diga.
El Valhalla, es un lugar lleno de salas y cambras, cada guerrero tiene la suya, igual que valkyrias.
- Eh, preciosa, ¿ya te ibas a ir sin despedirte?
Justo antes de salir por aquellas enormes y majestuosas puertas, la cantarina voz de mi nonne me atrapa. Doy la vuelta, girando sobre mis pies y sonrío, o eso intento.
- No, pero... Quería ir a dar una vuelta... No se que haré, aquí sola mientras tu estés en el Midgard con Cohl. Yo... Prométeme que irás con cuidado, mi pequeña felina.
- Tranquila, nonne. Todo irá bien.
Ella, con los sentimientos a flor de piel y con los ojos vidriosos, se acerca a mi y me abraza.
- Shh... Sí, todo irá bien. Más te vale acabar con todos ellos o seré yo quien baje, para darte una buena tunda y espabilarte.
Una lágrima resbala por su mejilla y se estampa contra el suelo. La miro y empieza a reír.
- Te voy a echar de menos.
- Y yo a ti, tonta.
- Clare, ¿vienes?- le dice su einherjar, Cohl.
- ¿Ya quieres acapararla?
Ríe, me mira, y rápidamente contesta:
- Eso solo lo haces tu.
Frunzo el ceño y clavo mis ojos en los suyos.
- Cuida de mi pequeña, o te arrancaré los brazos y te azotaré con ellos, que se que te gusta.
Le sonrío y le guiño el ojo derecho.
- Ves con cuidadito, guerrero.
Después de amenazarlo, beso a mi nonne en la mejilla y me voy a mi habitación dando saltitos, como una niña pequeña.
Recorro el pasillo como tal, hasta que llego a la esquina que lleva a las habitaciones. Todo irá bien, tranquila.- me repito. Paso los brazos por debajo de mis pechos y me abrazo. Daria lo que fuera por poder luchar junto a ellos.
Paro frente a la puerta de lo que se podría llamar mi hogar, la abro y entro. Hay un pequeño pasillo, el suelo es de moqueta granate, las paredes son lisas y blancas, a mano izquierda hay un baño precioso, aunque demasiado grande para mi sola, con las paredes de piedra negra y rugosa. Frente a él hay un gran vestidor, lleno de ropa y zapatos, es completamente perfecto, cualquiera desearía poder tenerlo. Sigo andando y llego frente a la cama, un sobre negro destaca sobre las sabanas.
¿Un sobre?
Me acerco poco a poco a él. No puede ser, no puede ser, yo no puedo...- me digo, intentando controlar mi desbocado corazón, que solo hace que luchar por escaparse de  mi pecho. Lo cojo, noto su tacto, es suave como el algodón, como la piel de un recién nacido. En su interior hay una tarjeta del color de la plata con un texto negro, brillante y perfecto, en cursiva. 
            << Lyss, valkyria del rayo, hija de Thor y acogida en el seno de  
         Freyja,  descenderá junto al resto de sus compañeros y su pareja,
                 durante la próxima tormenta en el Midgard.>> 
No hay más, solo eso. Mis ojos se humedecen al instante, tanto que ya apenas puedo distinguir las letras que tengo frente a mi. ¿Bajar? Sí, junto a mi pequeña, no iba a estar sola. Cierro los ojos y aprieto el sobre contra mi pecho, por fin ha llegado la hora... Es mi momento. La felicidad  me ha invadido, y las lágrimas no dejan de caer, alegres, contentas, pero a la vez asustadas, tienen miedo a lo que pueda haber ahí abajo. ¿Y si al caer desaparecen? No, eso no puede ser, juntas son fuertes, y si se unen, la gota será aún mayor.
Salto, corro, e incluso vuelo. Pequeñas descargas salen de mis manos, hilos de luz que despegan y caen contra todo, dibujando formas en el aire, viajando por él.
Salgo de la habitación y vuelvo a pasar por aquel pasillo que hace apenas cinco minutos me había desquiciado, voy rápido, mucho, tanto que para un humano sería prácticamente imposible saber  realmente donde estoy. Lanzo gritos de alegría, no me lo puedo creer. Al final de este veo a Clare junto a Cohl. Que raro, pienso sarcásticamente.
Nada más llegar a donde está, salto encima de ella, para que me agarre. Se asusta al notar mi cara y mi cuello mojado por las lágrimas que hacia nada se me habían escapado.
- ¿Qué ocurre, pequeña?- me dice preocupada.
Niego con la cabeza, pero no le contesto. Me abraza más fuerte, y eso hace que mi corazón sonría, tanto o más de lo que ya lo hago yo.
Entonces, me aparta de ella, se pone en frente y me observa entera. En las manos llevo el sobre, igual que el que sujeta Cohl entre sus manos.
- ¿Bajas?
- No me lo puedo creer... Claro, o eso es lo que pone aquí dentro.- digo alzando la tarjeta.
- Pero, cielo... Tu no tienes pareja...
 No había pensado en aquello, ¿cómo podría ir sin mi einherjar? La ira me nubla la razón, los dioses me la han jugado, alimañas despiadadas...
- Tengo que bajar, tengo que bajar...- susurro.
Me aparto se ella y voy al salón principal del Valhalla donde, probablemente, se encuentre Freyja. Abro de un plumazo las grandes y pesadas puertas, provocando un gran estruendo.
Empujo, y dejo a un lado, a todos aquellos que aquí se encuentran, hasta que llego frente a ella.
- Lyss, ¿qué ocurre?- dice secamente
- ¿Qué que ocurre, dices? ¿De verdad me estas preguntando qué  que  ocurre? ¡Me habéis engañado! ¡Sois unos hijos de...!
- Calla, pequeña loca.
- No voy a callarme, no podéis jugar conmigo así, ya no.
Me observa, y ríe descontroladamente. Todo el mundo nos mira, desde el primer grito hasta ahora. Ella sigue y apenas puede hablar. Ahí se muera de la risa, mala pécora..-pienso.
Las manos me arden, a causa del enfado, tanto que es imposible soportarlo y no dejar que nada de lo que aquí abajo se cuece, salga. Pequeñas descargas luchan por escaparse de mis manos, algunas salen y es una de estas la que llega a la diosa pantera.
- ¡Qué te crees que haces!- chilla mostrando su rabia.
- Yo...- había sido sin querer, pero se lo tiene bien merecido.
- ¡Tu nada!- me dice mientras me da un bofetón.
- Zorra...- digo con un hilo de voz que se escapa de mi boca.
Todo el mundo esta callado, nadie osa decir nada, no ante ella, y menos estando enfadada.
-Ahora...Si quieres sabe porque has sido elegida, deberás darme algo a cambio.
Una diminuta Lyss, en mi cabeza, me dice que no, que me vaya y no le haga caso a nada. Pero hay algo en mi que me empuja a acceder a lo que Freyja me pide.
- ¿Qué quieres?
- Tu palabra, dámela. Deberás aceptar aquello que sea tuyo, te guste o no.
- Vale...
-¿Sí?
Asiento con la cabeza.
- Dilo.- me ordena.
-Te doy mi palabra.
- Ahora, di que me adoras, y que sabes que soy la más deseada.
- ¡Y una mierda!
-Bueno, va, ya me sirve.-dice subiendo los hombros un poco.- Las nornas nos aconsejaron que fueras con los guerreros aún estando más sola que la una.
Me rio y la miro con incredulidad.
- ¿Eso es todo?
- No te dije que fuera a ser largo...-dijo haciendo una breve pausa-  Ahora, ve a preparar las cosas para ayudar a tus hermanas y sus einherjars. No te escaquees con la excusa de que irás con el resto.
Asiento y vuelvo a recorrer el camino que antes ya había formado para llegar a donde esta. Todas ellas me miran, más bien, analizan lo que hago, cada movimiento que se produce en mi cuerpo.
- ¿Qué pasa, tengo algo?- les digo.
Ninguna dice nada, solo me miran anonadadas, hasta que me encuentro con Amish, la valkyria más arrogante, y arpía que haya podido existir. Es preciosa, como todas, pero igual que Freyja recuerda a una pantera, ella lo hace con cuervos y buitres. Un largo cabello negro se recoge en una fina trenza que le llega hasta la cintura, debe ser incómodo luchar con ella por ahí danzando, pienso.
En varias ocasiones he estado bajo su mando, ya que es una de las pocas valkyrias que han regresado del Midgard después de una dura batalla, junto a su einherjar, por supuesto. Es rauda y dura, pero quisquillosa y maniática, y a mi me la tiene, mucha
- Sí, tienes algo, pero siempre lo mismo, tu cara.
No podía faltar el comentario de la reina de las urracas.
- Por lo menos yo no voy manchada de mierda siempre. Al ir al baño te limpias con la trenza, ¿no? Así, ahorras papel.
La aparto con la mano y paso junto a ella, dedicándole una sonrisa falsa.
Mis pasos son firmes, decididos, estoy contenta de que al final no haya ningún error, me moriría si fuera así. Tengo ganas de oír como esa basura me ruega que no la mate, notar como su vida, si es que se le puede llamar asi, se escapa entre sus dedos.
De alguna manera, es como limpiar el mundo, hacemos que esas almas corrompidas por la sed de sangre desaparezcan y no contaminen un terreno que no es el suyo.
Dos días después, aún seguimos a la espera de que Thor nos avise de la gran tormenta. Lo más sencillo sería que él mismo la convocara.
Me visto con las ropas de lucha, aquel creada por los dioses, hecho para regenerarse y ser casi indestructible. Este esta compuesto por unas mallas y una camiseta de manga intermedia, hechas con partículas de titanio y esencia de rayo. En la camiseta hay partes de un metal especial forjado por los mismos enanos que un día hicieron la lanza de Odín, Gungnir. Los hombros,parte del pecho y de la espalda esta recubierto por este. A medio brazo, de ambos,todas las valkyrias llevamos un bracalete, en cada uno de estos.
Observo a la mujer del espejo, no parece tener más de veintidós años, aunque realmente es más longeva que la Tierra.  El pelo le cae como si fuera una cascada, sobre los hombros y las ropas, es de color borgoña, oscuro y brillante como las oscuras noches que abarcan el Midgard desde el inicio de la rebelión de los elfos. Tiene los ojos plateados, grandes, redondos como nueces. No deja de pestañear, lo hace muy rápido, pero no tanto como cuando ya apenas puede contener las lágrimas, que a veces asolan su radiante rostro y su dulce mirada. Ahora sonríe, levanta la mano y se toca los labios. Mis labios. Son rojizos, lo que hace que apenas tenga que ponerme nada para destacarlos. El brazo cambia de sentido, se va hacia su compañero, unos centímetros más abajo de la bue, el brazalete, pasado el codo, hay una delgada y rosada linea. Una cicatriz, no se ha ido, se supone que las valkyrias debemos ser perfectas, y yo no lo soy, tengo una tara. Tal vez sea la razón por la cual aún no ha llegado la mitad que me corresponde. Una mueca de tristeza se dibuja en mi boca justo antes de que cierre los ojos. Varios y agresivos golpes  hacen que los abra, me sobresalto. Alguien esta aporreando mi puerta, así que la abro.
- ¡Nos vamos, princesa! Ha llegado la hora de volar.- dice mientras da saltos por el pasillo- ¡Venga! El Alfather nos ha convocado. Hay que abandonar el Víngolf en menos de diez minutos.
¿Odín quiere vernos antes de marchar? Es extraño, aunque tampoco tanto. Dejo que la entrada de mi cuarto se cierre, y persigo a Clare.
Entramos al gran salón, un grupo de siete einherjars y valkyrias están frente a Odín  y la diosa pantera. Al lado de estos esta Cohl, esperando a mi nonne, con los brazos cruzados y con cara de enfado. Es demasiado fácil saber cuando esta de morros, y cuando se le puede pedir un favor. Tiene la piel oscura, no mucho, pero si tostada, unas manos grandes y el pelo corto, sus ojos son muy oscuros, tanto como el carbón pero a la vez destelleantes como cuando el cielo se plaga de estrellas, observa a su mujer y es cuando estos se ponen así. Ambos veneran el suelo que pisa el otro.
- Tortugas...- susurra Freyja, para que podamos escucharla todos.
Le lanzo una mirada, de aquellas que prenden fuego al hielo y congelan el mismísimo infierno. Cada día que pasa, la soporto menos, es bien cierto que la adoro, pero no es más que una mete-mierda.
- Ahora que, por fin, estamos todos aquí- dijo el dios, haciendo referencia a nuestra falta de puntualidad.- Me desearos buen viaje a todos. Sed fuertes, mis guerreros, cuidad de ellas, aunque se que a ninguna le faltan ganas para descuartizar y acabar con todo lo que se os ponga por delante. Volved con vida.
Y aquí tenemos el total de lo que hemos creado poco a poco durante todos estos días, la verdad es que estoy muy orgullosa de ello y me encanta, pero lo que más me llena es el saber que disfrutáis cuando lo leeis. Sed felices mis amados lectores. Sóis los mejores que puede haber en el mundo. Gracias.

Séptima entrada de Lyss y su historia.

Observo a la mujer del espejo, no parece tener más de veintidós años, aunque realmente es más longeva que la Tierra.  El pelo le cae como si fuera una cascada, sobre los hombros y las ropas, es de color borgoña, oscuro y brillante como las oscuras noches que abarcan el Midgard desde el inicio de la rebelión de los elfos. Tiene los ojos plateados, grandes, redondos como nueces. No deja de pestañear, lo hace muy rápido, pero no tanto como cuando ya apenas puede contener las lágrimas, que a veces asolan su radiante rostro y su dulce mirada. Ahora sonríe, levanta la mano y se toca los labios. Mis labios. Son rojizos, lo que hace que apenas tenga que ponerme nada para destacarlos. El brazo cambia de sentido, se va hacia su compañero, unos centímetros más abajo de la bue, el brazalete, pasado el codo, hay una delgada y rosada linea. Una cicatriz, no se ha ido, se supone que las valkyrias debemos ser perfectas, y yo no lo soy, tengo una tara. Tal vez sea la razón por la cual aún no ha llegado la mitad que me corresponde. Una mueca de tristeza se dibuja en mi boca justo antes de que cierre los ojos. Varios y agresivos golpes  hacen que los abra, me sobresalto. Alguien esta aporreando mi puerta, así que la abro.
- ¡Nos vamos, princesa! Ha llegado la hora de volar.- dice mientras da saltos por el pasillo- ¡Venga! El Alfather nos ha convocado. Hay que abandonar el Víngolf en menos de diez minutos.
¿Odín quiere vernos antes de marchar? Es extraño, aunque tampoco tanto. Dejo que la entrada de mi cuarto se cierre, y persigo a Clare.
Entramos al gran salón, un grupo de siete einherjars y valkyrias están frente a Odín  y la diosa pantera. Al lado de estos esta Cohl, esperando a mi nonne, con los brazos cruzados y con cara de enfado. Es demasiado fácil saber cuando esta de morros, y cuando se le puede pedir un favor. Tiene la piel oscura, no mucho, pero si tostada, unas manos grandes y el pelo corto, sus ojos son muy oscuros, tanto como el carbón pero a la vez destelleantes como cuando el cielo se plaga de estrellas, observa a su mujer y es cuando estos se ponen así. Ambos veneran el suelo que pisa el otro.
- Tortugas...- susurra Freyja, para que podamos escucharla todos.
Le lanzo una mirada, de aquellas que prenden fuego al hielo y congelan el mismísimo infierno. Cada día que pasa, la soporto menos, es bien cierto que la adoro, pero no es más que una mete-mierda.
- Ahora que, por fin, estamos todos aquí- dijo el dios, haciendo referencia a nuestra falta de puntualidad.- Me desearos buen viaje a todos. Sed fuertes, mis guerreros, cuidad de ellas, aunque se que a ninguna le faltan ganas para descuartizar y acabar con todo lo que se os ponga por delante. Volved con vida.

La séptima, ¿ya?

Ya tengo lo que será la séptima parte de la historia que tiene Lyss y sus hermanas valkyrias, en menos de dos minutos os lo comparto en una entrada, a ver que os parece.

Hoy toca ser feliz.

Hoy me gustaría hacer una especial mención a Mägo de Oz y a su canción Hoy toca ser feliz, os la recomiendo a todos, la verdad es que da mucha esperanza a aquellos que no la tienen o que aún no han encontrado su camino. Así que, almas perdidas... Jamás des por perdida, la partida, cree en ti...

25 feb. 2014

Esta tarde...

Esta tarde habrán muchas cositas, o eso espero, una nueva entrada de Lyss, una en la que se encuentren las siete primeras entradas (ya hay una donde estan las cinco que había). También tendremos las preciosas obras de El Círculo de lectores exclusivo, y alguna que otra canción de las que me inspiren.

¡Buenos días!

Café, libros y buenos días

24 feb. 2014

Jorge Luis Borges.


¡Totalmente de acuerdo!

Yver, el valiente.

http://www.antena3.com/noticias/mundo/pequeno-yver-sonrie-vida-nacer-mientras-madre-estaba-coma_2014022300085.HTML

Acabo de leer esta noticia, un bebé nace estando su madre en coma. Es impresionante lo que la  naturaleza puede llegar a hacer. Espero que el pare, ya que la madre murió en el momento de dar a luz, pueda vivir por ella y disfrutar de su pequeño.

El bocadillo.


A la gran mayoría de la gente habría que cambiarle el relleno de su ''bocadillo'' para que pudieran apreciar de otra forma la vida, la cultura y el mundo, en general.

LENA'S NEWS

Me encantan los clásicos. Jane Austen, las hermanas Bronte, Virginia Wolf... Pero creo que uno de mis escritores favoritos es Alejandro Dumas. Puede que PANTERAS haya nacido de la semilla que plantó en mí con El Conde de Montecristo o Los tres mosqueteros. Sobre todo con el primero con sus tramas de amores desdeñados, venganzas inmisericordes y valores incontestables. Kate y Matthew están cada día más cerca... ¡El 20 de Marzo!
‪#‎SoyPantera

Un poquito más.


Nadie es el mismo, cada libro (si es realmente bueno y puro) te cambia, te aporta algo, eso hace que no seas tu mismo, sino alguien con un poquito más.

Lyss y su sexta entrada.


Me rio y la miro con incredulidad.
- ¿Eso es todo?
- No te dije que fuera a ser largo...-dijo haciendo una breve pausa-  Ahora, ve a preparar las cosas para ayudar a tus hermanas y sus einherjars. No te escaquees con la excusa de que irás con el resto.
Asiento y vuelvo a recorrer el camino que antes ya había formado para llegar a donde esta. Todas ellas me miran, más bien, analizan lo que hago, cada movimiento que se produce en mi cuerpo.
- ¿Qué pasa, tengo algo?- les digo.
Ninguna dice nada, solo me miran anonadadas, hasta que me encuentro con Amish, la valkyria más arrogante, y arpía que haya podido existir. Es preciosa, como todas, pero igual que Freyja recuerda a una pantera, ella lo hace con cuervos y buitres. Un largo cabello negro se recoge en una fina trenza que le llega hasta la cintura, debe ser incómodo luchar con ella por ahí danzando, pienso.
En varias ocasiones he estado bajo su mando, ya que es una de las pocas valkyrias que han regresado del Midgard después de una dura batalla, junto a su einherjar, por supuesto. Es rauda y dura, pero quisquillosa y maniática, y a mi me la tiene, mucha
- Sí, tienes algo, pero siempre lo mismo, tu cara.
No podía faltar el comentario de la reina de las urracas.
- Por lo menos yo no voy manchada de mierda siempre. Al ir al baño te limpias con la trenza, ¿no? Así, ahorras papel.
La aparto con la mano y paso junto a ella, dedicándole una sonrisa falsa.
Mis pasos son firmes, decididos, estoy contenta de que al final no haya ningún error, me moriría si fuera así. Tengo ganas de oír como esa basura me ruega que no la mate, notar como su vida, si es que se le puede llamar asi, se escapa entre sus dedos.
De alguna manera, es como limpiar el mundo, hacemos que esas almas corrompidas por la sed de sangre desaparezcan y no contaminen un terreno que no es el suyo.
Dos días después, aún seguimos a la espera de que Thor nos avise de la gran tormenta. Lo más sencillo sería que él mismo la convocara.
Me visto con las ropas de lucha, aquel creada por los dioses, hecho para regenerarse y ser casi indestructible. Este esta compuesto por unas mallas y una camiseta de manga intermedia, hechas con partículas de titanio y esencia de rayo. En la camiseta hay partes de un metal especial forjado por los mismos enanos que un día hicieron la lanza de Odín, Gungnir. Los hombros, parte del pecho y de la espalda esta recubierto por este. A medio brazo, de ambos, todas las valkyrias llevamos un bracalete, en cada uno de estos.

Hoy, 24.

Hoy y nada más empezar os dejo la sexta entrada de la historia de Lyss, la valkyria de ojos grises. Espero que os guste, y a partir de las seis, como casi cada día, muchas más cosas.

23 feb. 2014

FICHA TECNICA de El Libro de la Alquimista.


FICHA TECNICA
Autor: Lena Valenti
Título: El libro de la Alquimista
Colección: Saga Vanir
Editorial: Editorial Vanir
Año: 2012
Lugar de publicación: Barcelona
Nº de páginas: 508


RESUMEN DEL CONTENIDO
Época en la que ocurre la historia: actualidad.

¿Dónde se localiza?
Londres

Síntesis de la historia.
Dos mil años sin sentir nada son demasiados, incluso para un inmortal como Cahal McCloud. En el pasado, los dioses Vanir lo castigaron por violar las leyes y lo relegaron a una eternidad sin emociones,convirtiéndolo en un crisol vacío, hasta que encontrara a su pareja de vida y esta le devolviese todo lo perdido. Pero nunca imaginó que su caráid estaría de parte de Loki y sus jotuns, que lo secuestraría y lo torturaría durante interminables y agónicos días. Ahora, por fin, las tornas se han cambiado, y es la científica quien está su merced. Su sangre le dará un enorme poder, el druida en él despertará y su secreto don será requerido en la lucha contra Lucius y Newscientist, pero nada le importará más al vanirio que vengarse de su verduga. Aunque su alma esté eternamente atada a la de él, aunque los destruya a los dos, llevará a cabo su cometido hasta las últimas consecuencias. Él no se pudo proteger de ella, ahora nadie la podrá proteger de él.

La científica no entiende lo mucho que ha cambiado su visión de la realidad en tan poco tiempo. Ella creyó que trabajaba para ´los buenos,pensó que sus conocimientos se hacían servir para erradicar el mal. Pero estaba equivocada. La engañaron vilmente. Aquellos que creía que eran sus amigos, son sus enemigos; y ahora ese rubio tan hermoso a quien ella había maltratado, que afirma no ser un vampiro, la ha secuestrado,y la quiere forzar a entrar en su mundo nocturno de un modo cruel y autoritario, obligándola a aceptar cosas que ella misma ni siquiera sabía, y forzándola a revelar una información que solo ella conoce. La joven luchará por mantener viva su esencia, por salvaguardar el descubrimiento que Lucius y Newscientists anhelan saber, y peleara, sobre todo, por mantener en pie las murallas que resguardan su corazón. Aunque el vanirio las dinamite.

Todavía no se han recuperado todos los tótems y la profecía del noaiti encaja sus piezas; Heimdal ha desaparecido y es urgente dar con él; Lucius ambiciona el conocimiento de su ex científica, y vanirios y berserkers harán de tripas corazón para proteger a la fría mujer del druida del clan keltoi.
El Midgard está al rojo vivo y los guerreros de Odín y Freyja lucharán juntos contra los frentes que se les presentan, antes de que el ragnarök lo decida todo.

PERSONAJES PRINCIPALES
-Cahal y Mizar
PERSONAJES SECUNDARIOS
- Menow, Caleb, Aileen, Ruth, Adam, Odín, Freyja...

¿Qué temas aparecen?
Venganza, revancha, el dolor, el amor, la lucha, la verdad...

Estructura: 26 capítulos, más un epílogo y un glosario de términos de la Saga Vanir V.
Narrador: tercera persona, omnipotente.
Valoración: No llevo más de veinte páginas, pero la verdad es que todos y cada uno de estos libros están llenos de pura magia.

Opiniones:

La novela romántica adulta, tiende a triunfar antes como género que a partir de títulos concretos; de ahí que no suela tener en prensa una repercusión acorde con sus ventas. No obstante, la Saga Vanir de Lena Valenti ha revertido tal situación.  QUÉ LEER

Estamos ante un fenómeno literario para adultos único en España que no ha hecho más que empezar. Lena Valenti es, para la gran mayoría, la digna heredera del fenómeno fan de la americana Stephenie Meyer. EL MUNDO

A través de personajes femeninos fuertes y decididos, con un cuidadoso buen gusto por sus portadas, Lena Valenti ha creado su exitosa Saga Vanir inspirada en la mitología  celta y escandinava; una historia íntegra para adultos llena de sensualidad, oscuridad y redención. Descaro y atrevimiento a raudales. LITERATA

La escritora catalana, seguida por legiones de fans, ha creado una Saga romántica adulta marcada por el éxito.  Cosmopolitan

Un auténtico fenómeno literario para adultos con una carga erótica y una trama mitológica espectacular. RNE

¡Buenos días!

¡Muy buenos días! Para aquellos que no sepan el magnífico sol que hace hoy, ¡levantaos que ya es hora! ¡Dejad que los rayos os acaricien!

22 feb. 2014

Pastel


Os presento a mi pastel, bueno el ex pastel, ya no queda nada. Sóis dulces como el mismo.

El libro del Alquimista, por Lena Valenti.


Ya tengo mi nueva adquisición, un tesoro. Mañana os pondré la ficha, ¡en cuanto pueda!

Lena's news!


HE VISTO "CUERDAS" y estoy sin palabras ahora mismo. ¿Y lo bonito que es llorar cuando algo hermoso te toca el corazón de manera fulminante? ¿Y lo mágico que es que alguien con su creatividad raspee todas las "cuerdas" de tu conciencia? No voy a compartir el video por aquí porque sé que a Pedro Solís y a su equipo en parte, en nada le beneficia para los concursos y los certámenes que su video ya esté corriendo por youtube de manera viral. Yo no me uno a eso, os ánimo a que lo descubráis. No os lo podéis perder. Si CUERDAS se puede comprar en algún momento vía iTunes lo compraré sin duda. Creo que hoy empiezan a emitirla en algunas salas. Sólo espero que os toque los hermosos acordes que me ha tocado a mí. Ocho minutos de amor incondicional. Pienso que algo tan hermoso no dejará de emocionar aunque muchos ya lo hayan visto. CUERDAS: GOYA AL MEJOR CORTO DE ANIMACIÓN DE ESTE AÑO y con razón.
Artistas llenos de sensibilidad en estado puro y una causa de fondo "la parálisis cerebral y el enorme corazón de una niña". Para eso debe servir el arte. Para sensibilizarnos. Aquí está el trailer.
http://vimeo.com/81592059

Más de trescientos y lleva premio

He decidido que si algún día sobrepasamos las 300 visitas al blog, y os váis haciendo seguidores, haré un concurso donde regalaré varios de mis libros.
¿Qué os parece?

Solo un juego

Esto es solo un juego en el que disfrutar, todo cambia al mirar, cierra los ojos y verás aquello que jamás habrías pensado observar. Abrelos bien, esto es solo un juego al que jugar, una vida que crear, paso a paso, poco a poco. Mueve ficha, sonríe,vive.

No dejéis que os tiren a la basura, valéis más que eso, manzanas negras

Siento los ardientes rayos del sol abrasando mi piel. Estoy sola,sola en un mundo donde ya nadie piensa en los demás, son egoístas a más no poder. La rabia me consume, no entiendo nada de lo que el resto hace, me cuesta asimilar lo que sienten y como lo sienten. Me da igual, no voy a cambiar como soy por ellos, única, especial, supongo... Eso dicen algunos, pero hay veces que lo más común es lo que predomina y lo que, parece, gusta, pero yo no soy así. Pongamos un ejemplo, alguien va a la frutería y allí ve las manzanas, unas rojas otras verdes y otras negras, nadie cojera las manzanas negras porque no son algo que se ve día a día, solo un grupo selecto de gente lo hará, se atrevera a llevarse lo distinto, y otro simplemente las cogerá y luego las tirará a la basura. Pero bueno, así es la naturaleza humana

21 feb. 2014

Me falta

Y siento que me muero si no te tengo. El aire falta, hay algo que me ahoga y no me de respirar ¿cuanto tiempo voy a aguantar ? Necesito volver a ser la razón de tus sonrisas, lo que te haga aún seguir en pie. Abrazame, regala me tu día a día por que es lo que siempre desearía, vivir una vida llena de dichas.

Un millón de lágrimas.

Hay veces en las que miras hacia atrás y ves todo el dolor que has sentido, aquel que tu mismo creaste, que te hirió. Mil lágrimas se han vuelto cicatrices, que ahora perduran ahí, dentro de ti, cerrándote al exterior. Sólo te hace falta una liberación, algo que te haga ser tu mismo, que te de el aire que antes te faltaba, que ahora ya tienes por el simple hecho de no tener que pensar en las ideas que antes te volvían loco. Tu norte esta, lo tienes delante, tómalo, llévatelo, vive.

Ojalá


Ojalá pudiera volver a reír contigo.

Eres tu, por Catalina Cuadros.

Cada vez que te pienso, es como si martillaras mi mente,
duele tanto, son noches insoportables,
hay lagrimas congeladas, hay venas rotas,
hay piel desnuda desangrada,
hay un corazón sensible....
Pero tu sigues tu camino sin darte cuenta que me pasa,
y eso es normal solo que son cosas difíciles,
cierro mis ojos e imagino demonios,
y es tu ausencia tan despiadada convirtiéndose en venganza irritante,
y es mi odio profundo y frió que invade mi alma
y es mi soledad inesperada, y eres tu...
logro sentir ese escalofrió de tristeza infinita, y tu ironía ausente,
ahora solo soy una barrera de egoísmo, estallando como calle siniestra
de tanto sufrimiento.

CATALINA CUADROS

SUS MENSAJES, por Gonzalo Suárez.

SUS MENSAJES

Me he sorprendido por mí,
de repente siento
tanto...
durante el día.

En la noche,
donde no hubo suerte,
ha habido día.
En el amanecer
encontré el mensaje
de sus sentimientos.

Hay ocasiones
en que me encuentro
sin recordar.
si existe o no existe,
ese espacio
de su alma
en que residimos.

Quiero decir
que deseo habitarlo
si todavía
se acuerda de mí.

La he sentido a mi lado
todos esos momentos,
su presencia
su aire,
los momentos que fuimos
los tantos que estuvimos.

Que fue verano
durante el año,
que el invierno
estuvo lejos
de enfriar nuestro tálamo.

Todos los momentos
vividos
amados
fueron tanto
cuanto queríamos.

En los que se sentía plena
como un crepúsculo.

No sabe cuánto
espero sus juegos.

En ocasiones
en las que sin motivo
me preocupo
por saber donde estará
solo espero
encontrar sus mensajes
al despertar.

Gonzalo Suárez

ERES TU, por Gabriela Alvarez

ERES TU

Mi mejor sueño, mi realidad.
Quien hace latir mi corazón,
dueño de mis sonrisas,...
causa de mis lágrimas.
Razón de mi silencio,
dueño de mi amor.
Es que tú vives en mí…
Hacedor de mis sentimientos,
pieza fundamental en mi vida,
mi verdadero y único amor.
El que pensé no existía,
el que siempre aguarde en silencio,
que espero años en llegar a mi vida.
El que echo raíces en mi corazón
para no partir jamás, ese eres Tú ...

Gabriela Alvarez

SEÑALES, por Gabriela Alvarez

SEÑALES
Miradas complices que se cruzan,
pupilas que se dilatan ante una sonrisa,
corazones latiendo aletargados en un sueño,...
palabras que jamas fueron pronunciadas.
Solo huellas furtivas de una pasion,
solo un ácapite de un verso inconcluso.
Fueron solo señales distantes y tardias
Convertidas en impronta de un amor prohibido

Gabriela Alvarez

No te vuelvas a marchar...


Y te pierdo, siento que ya no te tengo. Alargo el brazo y ya no soy capaz de rozarte, no noto tu piel, ni tu calor. ¿Te has ido? No,no te has ido, se te han llevado, te han cautivado arrastrandote a lo más profundo de la nada. No te encuentro, no lo haré jamás, no hasta que no veas el mal, que lo que te ha cogido te acabará traicionando, no es más que una ilusión de una ninfa perfecta. Huye, aún estas a tiempo, vuelve a mi, abrazame y asegurame que has vuelto.
No te vuelvas a marchar, te lo ruego, porque si lo haces si que te pierdo....

Lena Valenti's news

El otro día en la radio hablábamos de la necesidad de jugar y de pasarlo bien para no extinguir nuestra propia creatividad. Y hoy leí que alguien creativo es una persona que siendo adulta no ha olvidado todavía cómo ser un niño. Espero seguir siendo creativa y disfrutar como una niña de todo. La mujer Pantera (abajo en la foto, jajajaja) es muy creativa, además, puede domar a los felinos, sacar las garras y no perder la sonrisa jamás. Su juego empieza el 20 de Marzo. ‪#‎SoyPantera

Quinta entrada de la Valkyria


No había pensado en aquello, ¿cómo podría ir sin mi einherjar? La ira me nubla la razón, los dioses me la han jugado, alimañas despiadadas...
- Tengo que bajar, tengo que bajar...- susurro.
Me aparto se ella y voy al salón principal del Valhalla donde, probablemente, se encuentre Freyja. Abro de un plumazo las grandes y pesadas puertas, provocando un gran estruendo.
Empujo, y dejo a un lado, a todos aquellos que aquí se encuentran, hasta que llego frente a ella.
- Lyss, ¿qué ocurre?- dice secamente
- ¿Que qué ocurre, dices? ¿De verdad me estas preguntando que qué ocurre? ¡Me habéis engañado! ¡Sóis unos hijos de...!
- Calla, pequeña loca.
- No voy a callarme, no podéis jugar conmigo así, ya no.
Me observa, y ríe descontroladamente. Todo el mundo nos mira, desde el primer grito hasta ahora. Ella sigue y apenas puede hablar. Ahí se muera de la risa, mala pecora..-pienso.
Las manos me arden, a causa del enfado, tanto que es imposible soportarlo y no dejar que nada de lo que aquí abajo se cuece, salga. Pequeñas descargas luchan por escaparse de mis manos, algunas salen y es una de estas la que llega a la diosa pantera.
- ¡Qué te crees que haces!- chilla mostrando su rabia.
- Yo...- había sido sin querer, pero se lo tiene bien merecido.
- ¡Tu nada!- me dice mientras me da un bofetón.
- Zorra...- digo con un hilo de voz que se escapa de mi boca.
Todo el mundo esta callado, nadie osa decir nada, no ante ella, y menos estando enfadada.
-Ahora...Si quieres sabe porque has sido elegida, deberás darme algo a cambio.
Una diminuta Lyss, en mi cabeza, me dice que no, que me vaya y no le haga caso a nada. Pero hay algo en mi que me empuja a acceder a lo que Freyja me pide.
- ¿Qué quieres?
- Tu palabra, dámela. Deberás aceptar aquello que sea tuyo, te guste o no.
- Vale...
-¿Sí?
Asiento con la cabeza.
- Dilo.- me ordena.
-Te doy mi palabra.
- Ahora, dí que me adoras, y que sabes que soy la más deseada.
- ¡Y una mierda!
-Bueno, va, ya me sirve.-dice subiendo los hombros un poco.- Las nornas nos aconsejaron que fueras con los guerreros aún estando más sola que la una.
Me rio y la miro con incredulidad.
- ¿Eso es todo?
- No te dije que fuera a ser largo...

Briznas de hierba y aire.


Estoy saturada, cansada, el cuerpo me pesa, apenas puedo moverme. Me agota hasta tener que pensar, no quiero que todo se vuelva negro de nuevo, asi que cierro los ojos e imagino un mundo donde no hay nada, solo un prado verde iluminado por la luz del sol. Dejo que los rayos de este acaricien mi piel, dorándola y volviéndola cálida a los ojos de cualquiera, calentandome y abrigando mi helado corazón.
Me tumbo sobre la hierba, cojo aire y dejo que el oxígeno me haga vivir. Paso las manos por encima de la brillante espesura que cubre el suelo, es suave, pero a la vez esta formado por pequeñas agujas puntiagudas que hacen que mi piel se pinche y me me irrite. Siento como la brisa mueve mi pelo, y cada una de las briznas que levanto, mientras salen volando .

Mucho rato


Hace ya un rato que llevo pensando en escribir muchas cosas para enseñaros, pero la verdad es que nada bueno sale de estas manos ni de esta mente. Si que os enseñaré lo que llevo escrito de la historia de Lyss, no queda mucho para que vaya cogiendo forma poco a poco y la verdad es que me encanta de que sea así, estoy muy ilusionada y se que de esta esta valkyria van a salir muchas que nadie espera, ni yo misma.
No se cuantos de los que entráis en este blog escribís pero para quien no lo haga...El hecho de ir conociendo a tus personajes a medida que vas avanzando la historia, es completamente perfecto, por lo menos para mi. Es algo que me fascina. Espero que Lyss sea como realmente espero, aunque de alguna manera también espero que nos sorprenda a todos.

20 feb. 2014

4 crosses.

hace apenas unos minutos he visto que hay un nuevo ''proyecto'' para apoyar a la gente que se auto lesiona y sufre bullying, y como no.. Me uno a ellos.

Valen Bailon, en RNE.

    Antes he subido la foto de Lena en RNE, y otra en la que sale con Valen, pero no salía él solo asi que, os dejo esta que ha subido él mismo a su Facebook.


Mejor que vivir, Miguel Noguera.



Novedades Blackie Books
Nuevo libro de MIGUEL NOGUERA
Se titula MEJOR QUE VIVIR, y contiene más de 700 ideas.
Vuelve Miguel Noguera después de un período de recogimiento y reflexión con el mejor y más extenso compendio de ideas hasta la fecha. Esta vez son más de 700 y con un formato totalmente nuevo. Un Noguera más libre, puro y genial que nunca.

¡Grande, Cobain!

Hace cuarenta y siete años, en 1967, nacía Kurt Cobain, vocalista de Nirvana, y veintisiete años después el mundo lloraba ya su pérdida. Hoy, 20 de febrero, sería su cumpleaños, así que desde aquí y hasta donde estés... ¡Muchas felicidades, Kurt! Se echa en falta tu talento por esta historia de desgracias.

De aquí a la luna y vuelta, Moon River.


 
¡Hoy llega a las librerías DE AQUÍ A LA LUNA Y VUELTA!
Una novela sobre la amistad, los sueños imposibles y el amor....

SINOPSIS

Las vidas de Víctor, Martina, Lauren, Abril y Max van a la deriva. Por eso, cuando el destino junta sus rumbos, no lo dejan escapar... y fundan el Clan de los Náufragos: un pedazo de tierra firme donde compartir las dudas y los anhelos, donde crecer, vencer a sus fantasmas e incluso enamorarse.

Sin embargo, no forman un rompeolas macizo e inquebrantable, sino que son cinco bloques independientes... y muy distintos. Y como en una escultura imposible, uno encima del otro, se sostienen por azar, frente al viento.

Más información en: http://bit.ly/1gU3yMg

#SoyPantera con Lena Valenti.

Queda un mes justito para esto. Un mes para que todos los que lean PANTERAS se unan y rujan en un sólo grito #SoyPantera
P.D: Y lo de atrás, es una farola. Jajajaja

Lena Valenti y Valen, en RNE.

<<Hoy he estado en RNE en el programa de Club Dante, en un especial de Alianzas de éxito, presentado por el escritor y comunicador David Martí ("La revolución interior" y "Les Bruixes d' Arnes") y Chema Carrasco. Tanto yo como Valen Bailon lo... hemos pasado genial. Se me ha hecho muy corto. Aunque, tal vez ha sido porque hablo mucho. He hablado de Panteras, Amos, la Saga Vanir, la actualidad del mundo editorial en nuestro país... ¡Tantas cosas! Pronto colgaré el enlace. ¡Besotes and sweet dreams!>>
 <<VANIR NEWS: Esta tarde nos han entrevistado en un programa de radio fantástico que llevaba por título "Alianzas de éxito en el mundo editorial"
Casi una hora en la que hemos podido dialogar con dos presentadores increíbles como son David M...artí Martínez y Jose María Carrasco... Un orgullo que nos hayan puesto a Lena Valenti y a mi como ejemplo, en un sector tan importante y con editoriales tan gigantes.
Para todos aquellos que lo queráis escuchar, lo emitirán el martes que viene día 25 a las 22h. en RNE Ràdio 4.>>

 

Panteras, yo soy una de ellas, ¿y vosotras?

Las Panteras protegen y defienden a las de su manada, sólo cuando escuchan la verdad de sus voces; nunca irán en contra de sí mismas ni de nada que las ponga en inferioridad. Los hombres Panteras son sus mejores aliados. Con ellos son más poderosas.

Empezamos

Bueno, pues nada, despues de intentarlo tres veces me doy por vencida. En el teclado de la nueva tablet no hay eñe ni tildes, y si ya se que sale una ñ pero es porque la he tenido que copiar de otro documento. Me voy a volver loca, pero hasta que eso ocurra... Empezamos!

Total de la historia de Lyss. ¡Disfrutadlo de un tirón! (5 entradas)

Parece que todo va a explotar, a volverse cenizas.
Valkyrias y einherjars, enviados por el mismísimo Odín libran una gran batalla contra los elfos oscuros, y es aquí donde me encuentro, junto a ellos.
El cansancio hace meya en mi. Me muevo con agilidad, pero no tanta como al principio, hay algo que me falta.
Los enanos intentan atraparme, pero, como si bailáramos, los esquivo. A mi alrededor puedo ver árboles destrozados, agujeros en el suelo hechos por los impactos de el resto. Huele a humo, a fuego, a sangre y a miedo. Yo no lo tengo. Ahora uno salta sobre mi, se agarra a mi arco y me pasa el brazo por delante de la garganta, apenas puedo respirar.
En menos de un minuto deja de hacer fuerza, algo ha impactado en él, aun sobrepasa su pecho y araña mi espada. Puedo notar su fría sangre empapando mi ropa, tiñéndola de escarlata, también siento el escozor que producen las heridas que me acaba de hacer.
- ¡Joder!- escupo.
Detrás de mí se encuentra mi nonne, entre sus manos tiene bien agarrado su arco, y con una gran sonrisa me mira. Se divierte, le encantan estos momentos. Tiene la cara manchada de algo que parece ser sangre, pero aun así, ella, ni se inmuta. Como buena valkyria, e hija de Freyja, es hermosa. Su pelo, castaño rojizo, se recoge en una alta cola de caballo que le llega a los hombros, en el cuello lleva un pequeño collar en forma de luna.
- Gracias, ¿no?- me dice interrumpiendo el ''estudio'' visual que hago de ella.
- Gracias, mo nonne.- le digo en noruego, mi hermana, mientras le guiño un ojo.

No se como he acabado aquí, pero... ¿Es posible tener a tu enemigo frente a ti, amenazado por tu espada y no lograr matarlo?
El filo de esta está rozando su cuello. Estoy sentada sobre él, con mis piernas a cada lado de su cintura, inmovilizándolo.
Noto como respira, agotado, pero aún con ganas de más. Su pecho sube y baja rápidamente igual que lo hace el mío. Estamos ambos en una situación parecida, solo que uno de nosotros mantiene el control de esta.
- ¡Vamos, valkyria! ¡Hazlo!
Le paso la cuchilla por la garganta, acariciando la zona. Quiero degollarlo, ver como su propia sangre le impide respirar, encharcándole los pulmones.
Observo la rabia que emana de sus ojos, la ira que desprende su cuerpo. Tiene la cara manchada de negro, carbón. No es muy corpulento y voluptuoso, pero tiene fuerza. Ahora apenas se mueve, ha dejado de forcejear, como hacia al principio.
- ¿Por qué no lo haces ya?- me grita en un tono burlón.- ¿Tienes miedo, guapa?
Me paso la espada a la mano izquierda, y con la derecha le propino un buen golpe en la mandíbula que lo deja en blanco, haciendo que la herida que tiene en el labio vuelva a sangrar.
- ¡Cállate, elfo estúpido!
El mármol blanco reluce bajo mis pies, brilla por la luz que ilumina el Valhalla. Cientos de guerreros se congregan frente a sus dioses. Ante nosotros esta Thor sentado en su trono, con el gran Mjölnir. Junto a él se encuentran Odín y Freyja. El dios de los dioses, de pelo blanco y de un solo ojo, imponente, raudo y duro. Ella, sin embargo, parece delicada, suave y dulce, pero al mismo tiempo tiene el semblante de una pantera, traicionera, dura y vengativa. Es preciosa.
- Es vuestra hora, alguno de vosotros deberéis bajar. Una gran batalla se librará en el campo donde la luna dibuje su rostro. Allí os encontraréis dificultades, entre ellas los elfos oscuros. Será a ellos a quien deberéis exterminar.- Odín, con su poderosa voz hace una pausa, dejando que el aire entre en sus pulmones. Aún siendo un dios, necesita hacerlo.- No solo descenderán einherjars, sino que sus respectivas parejas lo harán con ellos. Allí abajo os podéis encontrar con muchas cosas, peligros que cuestionaran lo que hagáis y en la forma en la que actuaréis, pero, aun así, no os separéis. La unidad y la confianza en vosotros mismos hará que lo consigáis todo.
Nadie dice nada, todos estamos atentos a lo que explica y a los consejos que nos da.
De repente, el silencio sepulcral desaparece a manos de Freyja.
- Oh, ¡qué bonito! A sido tan esperanzador y tierno…- dice en un tono sarcástico, mientras aplaude. Sonríe y prosigue:- Hacedle caso al tuerto. Acabad con todos aquellos que son capaces de crear el mal. Arrolladlos, descuartizadlos y cuando acabéis, sentíos orgullosos, reíros frente a ellos, porque aún sin ganar, saldréis victoriosos por el mero hecho de haber tenido las suficientes agallas como para enfrentaros a toda esa escoria.
Sus hijas, las valkyrias, lanzamos pequeños gritos y ronroneos, aprobando lo que dice. Ellos, al percibir nuestra alegría y orgullo, gritan:
- ¡Gunnr!
-Descenderán la gran mayoría de los que tengan pareja, no podemos arriesgarnos a quedarnos sin refuerzos.- Thor por fin habló.- Como bien han explicado, vuestro deber es ese. No hay más. Luchad, y salid con vida de allí. Podría decir que el destino os traerá hasta aquí, pero eso solo las nornas podrán dictarlo.
Hizo una pausa, dejando que el resto pensáramos en ello, y siguió con su discurso:
- Preparaos, vuestra llegada al Midgard será junto a la próxima tormenta.
Tormentas, perfectas en todas sus formas, sobre todo para nosotras, ''hijas'' de Thor.
- Ahora, que cada uno se marche a sus aposentos. Allí, los que debáis bajar, encontraréis algo que lo diga.
El Valhalla, es un lugar lleno de salas y cambras, cada guerrero tiene la suya, igual que valkyrias.
- Eh, preciosa, ¿ya te ibas a ir sin despedirte?
Justo antes de salir por aquellas enormes y majestuosas puertas, la cantarina voz de mi nonne me atrapa. Doy la vuelta, girando sobre mis pies y sonrío, o eso intento.
- No, pero... Quería ir a dar una vuelta... No se que haré, aquí sola mientras tu estés en el Midgard con Cohl. Yo... Prométeme que irás con cuidado, mi pequeña felina.
- Tranquila, nonne. Todo irá bien.
Ella, con los sentimientos a flor de piel y con los ojos vidriosos, se acerca a mi y me abraza.
- Shh... Sí, todo irá bien. Más te vale acabar con todos ellos o seré yo quien baje, para darte una buena tunda y espabilarte.
Una lágrima resbala por su mejilla y se estampa contra el suelo. La miro y empieza a reír.
- Te voy a echar de menos.
- Y yo a ti, tonta.
- Clare, ¿vienes?- le dice su einherjar, Cohl.
- ¿Ya quieres acapararla?
Ríe, me mira, y rápidamente contesta:
- Eso solo lo haces tu.
Frunzo el ceño y clavo mis ojos en los suyos.
- Cuida de mi pequeña, o te arrancaré los brazos y te azotaré con ellos, que se que te gusta.
Le sonrío y le guiño el ojo derecho.
- Ves con cuidadito, guerrero.
Después de amenazarlo, beso a mi nonne en la mejilla y me voy a mi habitación dando saltitos, como una niña pequeña.
Recorro el pasillo como tal, hasta que llego a la esquina que lleva a las habitaciones. Todo irá bien, tranquila.- me repito. Paso los brazos por debajo de mis pechos y me abrazo. Daria lo que fuera por poder luchar junto a ellos.
Paro frente a la puerta de lo que se podría llamar mi hogar, la abro y entro. Hay un pequeño pasillo, el suelo es de moqueta granate, las paredes son lisas y blancas, a mano izquierda hay un baño precioso, aunque demasiado grande para mi sola, con las paredes de piedra negra y rugosa. Frente a él hay un gran vestidor, lleno de ropa y zapatos, es completamente perfecto, cualquiera desearía poder tenerlo. Sigo andando y llego frente a la cama, un sobre negro destaca sobre las sabanas.
¿Un sobre?
Me acerco poco a poco a él. No puede ser, no puede ser, yo no puedo...- me digo, intentando controlar mi desbocado corazón, que solo hace que luchar por escaparse de  mi pecho. Lo cojo, noto su tacto, es suave como el algodón, como la piel de un recién nacido. En su interior hay una tarjeta del color de la plata con un texto negro, brillante y perfecto, en cursiva. 

            << Lyss, valkyria del rayo, hija de Thor y acogida en el seno de   
         Freyja,  descenderá junto al resto de sus compañeros y su pareja, 
                 durante la próxima tormenta en el Midgard.>> 

No hay más, solo eso. Mis ojos se humedecen al instante, tanto que ya apenas puedo distinguir las letras que tengo frente a mi. ¿Bajar? Sí, junto a mi pequeña, no iba a estar sola. Cierro los ojos y aprieto el sobre contra mi pecho, por fin ha llegado la hora... Es mi momento. La felicidad  me ha invadido, y las lágrimas no dejan de caer, alegres, contentas, pero a la vez asustadas, tienen miedo a lo que pueda haber ahí abajo. ¿Y si al caer desaparecen? No, eso no puede ser, juntas son fuertes, y si se unen, la gota será aún mayor. 
Salto, corro, e incluso vuelo. Pequeñas descargas salen de mis manos, hilos de luz que despegan y caen contra todo, dibujando formas en el aire, viajando por él. 
Salgo de la habitación y vuelvo a pasar por aquel pasillo que hace apenas cinco minutos me había desquiciado, voy rápido, mucho, tanto que para un humano sería prácticamente imposible saber  realmente donde estoy. Lanzo gritos de alegría, no me lo puedo creer. Al final de este veo a Clare junto a Cohl. Que raro, pienso sarcásticamente. 
Nada más llegar a donde está, salto encima de ella, para que me agarre. Se asusta al notar mi cara y mi cuello mojado por las lágrimas que hacia nada se me habían escapado.
- ¿Qué ocurre, pequeña?- me dice preocupada.
Niego con la cabeza, pero no le contesto. Me abraza más fuerte, y eso hace que mi corazón sonría, tanto o más de lo que ya lo hago yo.
Entonces, me aparta de ella, se pone en frente y me observa entera. En las manos llevo el sobre, igual que el que sujeta Cohl entre sus manos.
- ¿Bajas?
- No me lo puedo creer... Claro, o eso es lo que pone aquí dentro.- digo alzando la tarjeta. 
- Pero, cielo... Tu no tienes pareja...

 No había pensado en aquello, ¿cómo podría ir sin mi einherjar? La ira me nubla la razón, los dioses me la han jugado, alimañas despiadadas...
- Tengo que bajar, tengo que bajar...- susurro.
Me aparto se ella y voy al salón principal del Valhalla donde, probablemente, se encuentre Freyja. Abro de un plumazo las grandes y pesadas puertas, provocando un gran estruendo.
Empujo, y dejo a un lado, a todos aquellos que aquí se encuentran, hasta que llego frente a ella.
- Lyss, ¿qué ocurre?- dice secamente
- ¿Qué que ocurre, dices? ¿De verdad me estas preguntando qué  que  ocurre? ¡Me habéis engañado! ¡Sois unos hijos de...!
- Calla, pequeña loca.
- No voy a callarme, no podéis jugar conmigo así, ya no.
Me observa, y ríe descontroladamente. Todo el mundo nos mira, desde el primer grito hasta ahora. Ella sigue y apenas puede hablar. Ahí se muera de la risa, mala pécora..-pienso.
Las manos me arden, a causa del enfado, tanto que es imposible soportarlo y no dejar que nada de lo que aquí abajo se cuece, salga. Pequeñas descargas luchan por escaparse de mis manos, algunas salen y es una de estas la que llega a la diosa pantera.
- ¡Qué te crees que haces!- chilla mostrando su rabia.
- Yo...- había sido sin querer, pero se lo tiene bien merecido.
- ¡Tu nada!- me dice mientras me da un bofetón.
- Zorra...- digo con un hilo de voz que se escapa de mi boca.
Todo el mundo esta callado, nadie osa decir nada, no ante ella, y menos estando enfadada.
-Ahora...Si quieres sabe porque has sido elegida, deberás darme algo a cambio.
Una diminuta Lyss, en mi cabeza, me dice que no, que me vaya y no le haga caso a nada. Pero hay algo en mi que me empuja a acceder a lo que Freyja me pide.
- ¿Qué quieres?
- Tu palabra, dámela. Deberás aceptar aquello que sea tuyo, te guste o no.
- Vale...
-¿Sí?
Asiento con la cabeza.
- Dilo.- me ordena.
-Te doy mi palabra.
- Ahora, di que me adoras, y que sabes que soy la más deseada.
- ¡Y una mierda!
-Bueno, va, ya me sirve.-dice subiendo los hombros un poco.- Las nornas nos aconsejaron que fueras con los guerreros aún estando más sola que la una.
Me rio y la miro con incredulidad.
- ¿Eso es todo?
- No te dije que fuera a ser largo...

Estas son las cinco entradas que llevo de momento, espero que os guste...

Cuarta parte de Valkyria

¿Un sobre?
Me acerco poco a poco a él. No puede ser, no puede ser, yo no puedo...- me digo a mi misma, intentando controlar mi desbocado corazón, que solo hace que luchar por escaparse de  mi pecho. Lo cojo, noto su tacto, es suave como el algodón, como la piel de un recién nacido. En su interior hay una tarjeta del color de la plata con un texto negro, brillante y perfecto, en cursiva. 

            << Lyss, valkyria del rayo, hija de Thor y acogida en el seno de Freyja, 
               descenderá junto al resto de sus compañeros y su pareja, 
                 durante la próxima tormenta en el Midgard.>> 

No hay más, solo eso. Mis ojos se humedecen al instante, tanto que ya apenas puedo distinguir las letras que tengo frente a mi. ¿Bajar? Sí, junto a mi pequeña, no iba a estar sola. Cierro los ojos y aprieto el sobre contra mi pecho, por fin ha llegado la hora... Es mi momento. La felicidad  me ha invadido, y las lágrimas no dejan de caer, alegres, contentas, pero a la vez asustadas, tienen miedo a lo que pueda haber ahí abajo. ¿Y si al caer desaparecen? No, eso no puede ser, juntas son fuertes, y si se unen, la gota será aún mayor. 
Salto, corro, e incluso vuelo. Pequeñas descargas salen de mis manos, hilos de luz que despegan y caen contra todo, dibujando formas en el aire, viajando por él. 
Salgo de la habitación y vuelvo a pasar por aquel pasillo que hace apenas cinco minutos me había desquiciado, voy rápido, mucho, tanto que para un humano sería prácticamente imposible saber  realmente donde estoy. Lanzo gritos de alegría, no me lo puedo creer. Al final de este veo a Clare junto a Cohl. Que raro, pienso sarcásticamente. 
Nada más llegar a donde está, salto encima de ella, para que me agarre. Se asusta al notar mi cara y mi cuello mojado por las lágrimas que hacia unos minutos se me habían escapado.
- ¿Qué ocurre, pequeña?- me dice preocupada.
Niego con la cabeza, pero no le contesto. Me abraza más fuerte, y eso hace que mi corazón sonría, tanto o más de lo que ya lo hago yo.
Entonces, me aparta de ella, se pone en frente y me observa entera. En las manos llevo el sobre, igual que el que sujeta Cohl entre sus manos.
- ¿Bajas?
- No me lo puedo creer... Yo... Claro, o eso es lo que pone aquí dentro.- digo alzando la tarjeta. 

Esto es lo que hay de momento. Haré una entrada completa, de lo que llevo escrito sobre Lyss. ¡Espero que os guste tanto como me esta gustando a mi escribirlo!

¿Porque juzgar si podemos ser todos libres?

Muchas veces me lo he preguntado... ¿Si todos somos iguales porque juzgar a alguien por como ''es''? La gran mayoría de la gente habla del resto, intenta herirlos, los aparta... Pero luego cuando se lo hacen, es tan egoista que solo piensa en el mal que le están haciendo a él/ella y no en la posibilidad de que en algún momento pudiera haber sido él/ella quien lo causara a alguien.
¿Porque juzgar si podemos ser todos libres?